lunes, noviembre 16, 2009

LA VANGUARDIA



Galerías de Barcelona Inauguraciones recientes
Sergio Mora rinde homenaje a su padre en tono de psicodelia mexicana

JUAN BUFILL - Barcelona - 14/11/2009

En México, los niños comen una vez al año dulces esqueletos, muñecos de azúcar en forma de muertitos, y así se acostumbran a la idea de la muerte, con naturalidad. Creo que quien olvida la muerte no puede alcanzar ni un mínimo de sabiduría, y el hecho es que en Occidente se fomenta esa amnesia, tal vez para que no sepamos de la luz del estar vivos y así tengamos que comprar muchos nuevos sucedáneos, al precio que pongan. El caso es que los muertitos mexicanos son inspiradores y Sergio Mora ha inaugurado, coincidiendo con el día de los muertos, una exposición de pinturas, dibujos y collages que es un espléndido homenaje a su padre, fallecido hace unos años. Padrísimo se llama, palabra que en México es un adjetivo calificativo muy elogioso. La muestra la presenta la nueva galería CMTV, cerca del Palau saqueado, y la selección es variada. Destacan la pintura Los electromariachis y el árbol milagroso y la extraña serie de cuadros de personajes hechos de pelo, mirada y poco más, que me recuerdan a una anécdota sobre ciegos pilófilos narrada por Buñuel en su autobiografía Mi último suspiro. Galería CMTV. Sant Pere més Alt, 36. Hasta el 5 de diciembre. ...